Seguro que sabías que el tabaco causa problemas respiratorios, cardiovasculares, circulatorios. También sabes que interfiere en procesos cancerosos, infecciones y cicatrización de heridas, pero…

¿Sabías que el tabaco puede estar presente en tus pies?

Aprovechando que hoy es el DÍA MUNDIAL SIN TABACO, me gustaría hablar sobre el tabaco y nuestros pies, en especial, en un tipo de heloma o callo que nos está apareciendo en nuestras consultas de forma recurrente en personas fumadoras crónicas, el HELOMA NICOTÍNICO.

Pero, ¿qué es un heloma?

Un heloma (más conocido como callo) es un engrosamiento de la piel compuesto por células queratinizadas en zonas de presión con bordes bien delimitados, suele tener en el centro un núcleo duro en forma de clavo.

Y… ¿Qué tiene que ver el tabaco? 

Bien, puede resultar un poco complejo, pero allá vamos…

En nuestro cuerpo tenemos glándulas sudoríparas. Una de sus funciones es eliminar toxinas de nuestro organismo. Estas glándulas segregan, junto a otras sustancias de desecho, la nicotina que absorbemos con el tabaco (por eso suelen aparecer manchas amarillentas por el sudor en la ropa de personas fumadoras).

También sabemos que la sangre llega con mucha fuerza a nuestros pies por el torrente arterial, pero el retorno venoso suele ser lento y dificultoso (más aún si existe sobrepeso o poca movilidad), lo que quiere decir que la sangre venosa con toxinas permanece durante más tiempo hiperactivando a las células fagocitarias y glándulas sudoríparas, esto irrita y bloquea capilares, nervios y tejidos.

Y llegando al final te preguntarás… ¿Y qué tiene que ver esto con los helomas?

El heloma actúa como un tapón, impidiendo la salida normal del sudor con sus toxinas, entre ellas la nicotina. De este modo, se acumula bajo ese tapón produciendo dolor, líquido seroso e inflamación.

¿Cómo se trata? ¿Cómo lo evitamos?

El tratamiento sería el mismo que en un heloma aunque el alivio del dolor es menor que en pacientes no fumadores. Lo ideal sería abandonar el tabaco, pero es una decisión que debe tomar el paciente, puesto que es algo complicado y que le afecta exclusivamente.

 

Y recuerda, que puedes asesorarte en nuestras consultas de podologíafisioterapianutrición y psicología en Clínica Cuida2 en Huelva. Si quieres más información no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo en los teléfonos 959 87 55 91 o 622 59 51 54, en el email clinicacuida2@gmail.com, o en nuestras instalaciones en Calle Manuel Sánchez 8 – 21006 – Huelva.